5 trucos para jugar mejor al fútbol

No hay excusas

Si realmente quieres mejorar tu juego, nunca debe haber una excusa. Como jugador, lo principal que me permitió llegar a la élite fue el hecho de que tomé la responsabilidad personal de mi desarrollo. Y todavía lo hago. Deberías enorgullecerte de mejorar cada día. Si tienes un entrenamiento de equipo, llega 10 minutos antes o quédate 10 minutos después para hacer algo un poco más. Si tienes el día libre, encuentra tiempo y espacio para trabajar con el balón, o en otro aspecto del juego que quieras mejorar. Incluso si estás lesionado o descansando físicamente, puedes ver el fútbol durante ese tiempo o trabajar en otras habilidades mentales. Me he entrenado en estacionamientos, en mi sala de estar, en los sótanos de los hoteles. Si quieres hacerlo, puedes encontrar una manera.

Cuidado con la lesión en la musculatura de futbolistas!

Hazlo divertido

Es muy difícil obligarse a hacer algo miserable a largo plazo. Para desarrollar un régimen de entrenamiento consistente, recomiendo encontrar maneras de entrenar que sean agradables para ti. A menudo llevo mi iPod shuffle al campo o a la cancha de racquetball. Desarrollo rutinas a seguir, para que mi entrenamiento no requiera demasiada energía mental. A menudo, me doy cuenta de que seguir una rutina es casi meditativo. Algunas partes del entrenamiento, como el agotador entrenamiento, nunca serán súper divertidas. Pero si puedes replantearte cómo ves tu entrenamiento y lo ves como la plataforma que te permitirá expresarte en el campo lo mejor posible, ese proceso será agradable.

Los recursos están ahí fuera

Si tienes la motivación para entrenar, siempre hay toneladas de ayuda para encontrar las mejores formas de lograr lo que quieres. Entre YouTube, aplicaciones de entrenamiento, medios sociales y expertos en tu área, si buscas encontrarás muchas ideas. Te recomiendo que sigas algunas fuentes en los medios sociales que publican contenidos de entrenamiento que te gustan. Ya sea que se trate de motivación, tutoriales sobre cómo realizar ciertas habilidades o sesiones de entrenamiento reales que necesites, no hay excusa para no hacer el poco de investigación necesaria para encontrarlo.

Encuentra un compañero de entrenamiento

El entrenamiento es siempre más fácil cuando tienes compañía. Ya sea un compañero de equipo con la misma ambición que tú, un hermano que te ayude a lanzar las pelotas o a cronometrarte, o un padre que venga a pasar el rato en el campo en un día agradable, el entrenamiento siempre es mejor con un cómplice. Es genial encontrar a esa persona con la que puedes contar y que te hará responsable, pero no confíes en nadie más que en ti mismo cuando llegue el momento de hacerlo.

Sé creativo!

Parte de navegar por tu propio camino como jugador es encontrar soluciones creativas para hacerlo. Un entrenador me dijo una vez: «Si haces lo mismo que todos los demás, serás igual que todos los demás». Parece obvio, pero es muy cierto. Sus formas únicas de hacer ejercicios, o los lugares especiales que encuentra para entrenar son lo que le hacen especial. ¡Toma lo que has visto ahí fuera y haz tus propias versiones, desarrolla tu propio estilo, y corre con él!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *